Cimentaciones marinas: gravedad + acero
Cimentación por gravedad
Cimentación por gravedad La mayoría de parques eólicos marinos existentes utilizan cimentaciones por gravedad. Un nueva tecnología ofrece un método similar al de cajón de hormigón (por gravedad). En lugar de hormigón armado se utiliza un tubo de acero cilíndrico situado en una caja de acero plana sobre el lecho marino.
Consideraciones de peso
Una cimentación de acero por gravedad es considerablemente más ligera que las cimentaciones de hormigón. Aunque la cimentación final debe tener un peso de aproximadamente 1000 toneladas, el peso de la estructura de acero será solamente de 80 a 100 toneladas para profundidades de agua entre 4 y 10 metros (en las estructuras del mar Báltico, que requieren protección contra el hielo a la deriva, deberán añadirse otras 10 toneladas).
El relativo poco peso permite que los remolques transporten e instalen muchas cimentaciones a la vez, utilizando las mismas grúas relativamente ligeras utilizadas para el montaje de las turbinas.
Las cimentaciones por gravedad se rellenan de olivina, que es un mineral muy denso, que proporciona la suficiente resistencia para que las cimentaciones soporten las olas y la presión del hielo.
Consideraciones de tamaño
La base de una cimentación de este tipo será de 14 por 14 m (o de 15 m de diámetro para una base circular) para profundidades de agua de 4 a 10 m (en caso de un aerogenerador con un diámetro del rotor de aproximadamente 65 m).
Acondicionamiento del lecho marino
La ventaja de la solución del cajón de acero es que la cimentación puede ser preparada en tierra, y puede ser utilizada en cualquier tipo de lecho marino, aunque se necesita un acondicionamiento previo del mismo. El limo tiene que ser eliminado y un lecho de grava debe ser preparado por buzos antes de colocar la cimentación en su emplazamiento.
Protección contra la erosión
Normalmente, el lecho marino de alrededor de la base de la cimentación deberá estar protegido contra la erosión colocando cantos rodados o rocas alrededor de los bordes de la base. Lo mismo ocurre con la versión en hormigón de las cimentaciones por gravedad, lo que hace que este tipo de cimentación sea relativamente más costoso en áreas con una erosión significativa.
Costes por metro de profundidad de agua para cimentaciones de acero por gravedad
Costes por metro de profundidad El coste de penalización que supone el moverse hacia aguas más profundas es mínimo si se compara con el de las cimentaciones de acero tradicionales. La razón es que la base de la cimentación no necesita crecer proporcionalmente con la profundidad del agua para hacer frente a la presión del hielo y las olas.
Los costes estimados para este tipo de cimentación son, por ejemplo, de 2.343.000 coronas danesas (335.000 dólares americanos) para una máquina de 1,5 MW situada a 8 m de profundidad del agua en el mar Báltico (cifras de 1997). Estas cifras incluyen los costes de instalación.
El gráfico muestra la variación del coste respecto a la profundidad del agua. Curiosamente, el factor de dimensionamiento (el que decide la resistencia y el peso requeridos en la cimentación) no es la turbina en sí misma, sino las fuerzas de presión del hielo y de las olas.
© Copyright 1997-2003 Asociación danesa de la industria eólica
Actualizado el 10 de mayo 2003
http://www.windpower.org/es/tour/rd/gravitat.htm
Por favor espera...